¿Qué es el estrés?

Todos nos vamos a sentir estresados en algún momento de nuestra vida, es parte del ser humano. El problema surge cuando, empieza a afectar nuestra vida diaria, cuando se vuelve tan frecuente empieza a afectar nuestra salud. Para ayudarnos a combatirlo existen diversas técnicas y métodos, pero el primer paso es conocerlo.


El estrés es la respuesta que tenemos a elementos externos, que nos hacen sentir preocupados o amenazados, generalmente se resuelve cuando el problema es resuelto y no siempre es negativa, ya que nos puede motivar a concluir tareas.


Aunque no siempre es negativa si puede llegar a ser abrumadora, el problema surge cuando el estrés empieza a interferir con tu vida diaria, te impide completar tareas y parece estar presente todo el día, todos los días.


¿Qué produce el estrés?


Por definición el estrés es generado por elemento externos a nosotros, sin embargo pueden ser de dos tipos:

  • Amenazas importantes: como puede ser violencia familiar, enfermedad, problemas económicos etc.

  • Problemas pequeños: Incertidumbre sobre el futuro, discusiones con seres queridos.


¿Cómo se presenta el estrés?


Todas las personas experimentan estrés en su vida y no siempre es negativo, pero altos niveles de estrés nos puede afectar de manera negativa. Se va a presentar en cada persona de manera distinta; algunas personas pueden tener síntomas físicos como dolor de espalda o malestar estomacal, algunas personas pueden incluso enfermarse.


Otras personas empiezan a tener dificultad para concentrarse, están irritables o tienen problemas para dormir, se sienten tristes o tienen pensamientos negativos, aunque todos estos sentimientos y pensamientos son parte natural del estrés, pueden volverse un problema mayor cuando nos quedamos enganchados o atrapados en ellos.


Quedar atrapado en el estrés.


El problema de quedar enganchado al estrés, es que nos aleja de nuestros valores. Los valores son los deseos más profundos sobre cómo queremos ser, cómo quieres tratarte a ti mismo, a los demás y a tu entorno.


El estrés trae a nosotros pensamientos y emociones que nos pueden enganchar, alejarnos de nuestros valores y cambiar nuestro comportamiento. Por ejemplo, tal vez queremos ser personas alegres, afectuosas o amables, pero si estamos sufriendo estrés constante, podemos estar discutiendo de manera constante, ser groseros con las personas e incluso lastimar a personas que amamos.


Existen muchas técnicas que podemos realizar para reducir el estrés, y más importante aún, ayudarnos a desengancharse de él y las emociones y sentimientos negativos que nos genera, y en próximos posts te enseñaremos algunos de ellos.


Referencias:

¡Estoy tan estresado! hoja informativa. (2020). National Institute of Mental Health (NIMH). https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/estoy-tan-estresado#:%7E:text=El%20estr%C3%A9s%20es%20la%20respuesta,suceder%20repetidamente%20durante%20mucho%20tiempo.


¡Estoy tan estresado! hoja informativa. (2020). National Institute of Mental Health (NIMH). https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/estoy-tan-estresado#:%7E:text=El%20estr%C3%A9s%20es%20la%20respuesta,suceder%20repetidamente%20durante%20mucho%20tiempo.





2 visualizaciones0 comentarios